INFERENCIA DE RASGOS, SENTIMIENTOS Y MOTIVOS DE LOS PERSONAJES

La inferencia de rasgos, sentimientos y motivos de los personajes se da cuando el lector a través de la información recibida del texto puede suponer estas características del personaje, sin que sean mencionadas explícitamente.

 

Por ejemplo, en el texto siguiente:

                   “Eduardo aventaba los trastes por todos lados, no deja de gritar y de reclamarle a Laura sobre lo que había hecho”

En este texto, podemos inferir que Eduardo estaba enojado y/o furioso por algo que había hecho Laura.

 

En este otro texto:

         “Le gustaba caminar por el parque todas las tardes, en los caminos menos transitados observaba las flores que estaba formadas, podía pasarse horas contemplando a las aves cantando sobre los arboles…”

En este ejemplo, podemos inferir que de quien se está hablando, puede ser una persona tranquila, serena, solitaria”.

 

Aunque no todas las inferencias que hace el lector son correctas, estas ayudan al autor a enriquecer el texto y el mensaje.

error: Contenido Protegido !!