LA FUNCIÓN APELATIVA DEL LENGUAJE

La función apelativa se da cuando el emisor trata de convencer o influir al destinatario a través del mensaje.

 

En este tipo de función, no se busca informar de algo, si no provocar una postura ya sea positiva o negativa sobre ese “algo”.

 

Este tipo de función se utiliza generalmente en los discursos político y en la publicidad.

 

 

Ejemplos de función apelativa de la lengua:

 

“Inconcebible, que una mayoría legislativa abyecta compuesta por Morena, el Partido del Trabajo y el Verde, presionen con la realización de un periodo extraordinario de sesiones convocado para renunciar a sus facultades constitucionales y entregárselas al titular de otro poder.”

 

“Estas nuevas conferencias no son audiencias ciudadanas de acceso virtual, tampoco ruedas de prensa reales. Son, cuando mucho, un show. Ni siquiera estoy seguro de que se vayan a convertir en un buen reality show.”

 

error: Contenido Protegido !!