PRINCIPIO DE ARQUÍMEDES

El principio de Arquímedes establece que cualquier cuerpo sumergido total o parcialmente en un fluido, experimenta un empuje o fuerza de flotación igual al peso del volumen de fluido desalojado.

Como el peso específico de un fluido lo obtenemos multiplicando su densidad por la aceleración de la gravedad: (ρ * g):

Entonces:

 

En la siguiente imagen puedes ver un ejemplo de este tipo de problema:

error: Contenido Protegido !!