AUTONOMÍA Y HETERONOMÍA EN LA ETICA

La autonomía de un individuo sobre los actos morales, se refiere a una capacidad psicológica para tomar una decisión o realizar un acto, con independencia de la opinión o la voluntad de otras personas.

La heteronomía es la ausencia de la autonomía de un individuo. Es decir, los actos de un individuo son dependientes de los deseos de otras personas.

El ejemplo más importante, es en las decisiones y los actos de los infantes, donde su voluntad es dependiente de los deseos de sus padres. Sin embargo, también hay casos donde un adulto con todas sus capacidades intelectuales puede carecer de autonomía en sus actos.

Por ejemplo, en los ejércitos o en los cuerpos policiacos es altamente estimulada la obediencia a un miembro de mayor jerarquía. En estos casos, ¿hasta donde un miembro es autónomo de sus actos y sobre qué tipo de actos?

error: Contenido Protegido !!