LA INTERVENCIÓN FRANCESA EN MÉXICO Y EL IMPERIO DE MAXIMILIANO

Después de la guerra de Reforma o guerra de los 3 años, con Juárez al frente y nuevamente establecido en la capital, enfrentaba serios problemas en todos los factores, pero principalmente el financiero.

Para atenuar este problema Juárez determino una suspensión de pagos a las potencias extrajeras como Inglaterra, Francia y España.

Estas potencias decidieron aliarse para reclamar por la vía militar sus derechos, sin embargo, pudieron llegar a un acuerdo ya con tropas militares en Veracruz llamado “Los Tratados de la Soledad”.

Estando en plenas negociaciones Francia con apoyo de conservadores mexicanos, decidieron atacar e incursionar al centro del país.

 

El 5 de mayo de 1862 las tropas liberales al mando del general Ignacio Zaragoza obtuvieron un triunfo contra los invasores en estado de Puebla.

Lamentablemente los invasores continuaron la escalada y un año después en 1863 los invasores pudieron derrotar a los liberales y llegar hasta la capital.

 

Juárez y su gobierno se trasladaron a San Luis Potosí mientras en la capital se preparaban para la llegada del Principie Maximiliano a quien se le había ofrecido el trono de México.

 

Desde 1864 hasta 1867 Maximiliano estuvo como emperador de México con apoyo de los conservadores y de Francia.

 

Maximiliano de corte monárquico liberal, mantuvo algunas leyes que Juarez había promulgado, como la nacionalización de los bienes de la iglesia y la libertad de culto, provocando serias diferencias con el bando conservador quieres fueron los que le ofrecieron el trono.

Además de mantener algunas leyes liberales, Maximiliano creo algunas instituciones tales como; Academia Imperial de Ciencias y Artes, el Museo Nacional de Historia Natural, Escuela Especial de Comercio, la Escuela Imperial de Agricultura y la Biblioteca Nacional.

 

A pesar de sus esfuerzos por normalizar la vida política y económica del país, Maximiliano, se enfrentaba cada vez más a los propios conservadores y a una situación económica grave, al mismo tiempo que los republicanos iban obteniendo más victorias militares.

 

En abril de 1867, en el estado de Querétaro, Maximiliano, junto con los generales Miramón y Mejía fueron apresados, enjuiciados y fusilados.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido !!