LOS MOVIMIENTOS DE OPOSICIÓN AL RÉGIMEN PORFIRISTA

Los movimientos de oposición se concentraban en el sector obrero, debido por una parte a las condiciones que vivían y por otra, a las ideas obrero anarquistas que se importaban de Estados Unidos y Europa.

Los movimientos y huelgas de ferrocarrileros, mineros y textileros eran los más representativos.

La huelga de Cananea en Sonora en 1906 y la de rio Blanco en Veracruz en 1907 fueron los más sonados, que terminaron en represión por parte del gobierno.

 

Antes de 1910, aunque si hubo levantamientos armados de campesinos, estos no pasaron de ser esporádicos y desorganizados. Aunque los movimientos de los yaquis y mayos en Sonora y Sinaloa, los coras y huicholes en Nayarit, los tarahumaras en Chihuahua y los mayas en Yucatán era un caso especial, ya que estaban en pie de lucha desde la conquista española y su área de influencia solo abarcaba el propio territorio de sus comunidades.

 

Básicamente los movimientos organizados de oposición comenzaron justo después de que Porfirio Díaz declarara en 1810 que era de su agrado una contienda electoral donde se crearan partido de oposición al régimen.

Con esta aparente libertad, se crearon además de los partidos que proponían al mismo Porfirio como presidente nuevamente, también se creó el partido anti releccionista dirigida por Francisco I. Madero.

 

Con Madero como candidato a la presidencia, inicio la contienda entre este y Porfirio Díaz, pero al poco tiempo, Porfirio ordeno la encarcelación de Madero en San Luis Potosí, para acallar a la oposición y ganar las elecciones presidenciales nuevamente.

 

Francisco I. Madero inicio un plan, el llamado “Plan de San Luis” para levantarse en armas, después de haber visto que la vía democrática estaba agotada.

Madero logra escapar de San Luis Potosí y el 20 de noviembre de 1910 convoca al pueblo a levantarse en armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!