ORBITALES ATÓMICOS

Para entender este concepto, es importante tener en cuenta la diferencia entre orbitas atómicas y orbitales atómicos.

Las orbitas atómicas vienen del modelo inicial de Niels Bohr, que consideraba a los electrones girando alrededor del núcleo en orbitas circulares definidas.

Los orbitales atómicos son zonas del espacio con una alta probabilidad de encontrar un electrón.

Últimamente en la física se le llama también orbital al número cuántico “m”, y se refiere más o menos a las orbitas donde giran los electrones dentro de sus niveles y subniveles “n” y “l” respectivamente.

La diferencia es muy importante porque los orbitales atómicos resuelven cuestiones que las orbitas no podían explicar tales como:

La 1era cuestión es que “es imposible conocer la energía y la posición de un electrón (Principio de Heisenberg) y 2da cuestión; el electrón tiene propiedades de onda y de materia.    

Un poco más complicado, pero más exacto, es que los orbitales atómicos son regiones del espacio definidas para una solución particular de la ecuación de Schrödinger.

Esta zona queda definida por la ecuación de Schrödinger, de la cual se extraen los números cuánticos, que delimitan las soluciones a esta ecuación, es decir delimitan las áreas más probables donde se localiza el electrón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!