2.2 Propiedades físicas: punto de ebullición y de fusión, capacidad calorífica específica

El agua es líquida entre las temperaturas de 273,15 K (0 °C) y 373,15 K (100 °C). Es decir, su punto de ebullición (es decir, cuando se evapora) es de 100 °C.


A la presión de una atmósfera, la densidad mínima del agua líquida es de 0,958 kg/l, a los 100 °C. Al bajar la temperatura, aumenta la densidad constantemente hasta llegar a los 3,8 °C donde alcanza una densidad máxima de 1 kg/l. A temperaturas más bajas, a diferencia de otras sustancias, la densidad disminuye. A los -4 °C, el valor es de 0,9999 kg/l; al congelarse, la densidad experimenta un descenso más brusco hasta 0,917 kg/l, acompañado por un incremento del 9 % en volumen, lo que explica el hecho de que el hielo flote sobre el agua líquida.

El calor específico del agua es de 4.184 (J/g * C)

Por la estructura particular de la molécula de agua y sus puentes de Hidrógeno, el agua tiene a diferencia de la mayoría de las sustancias, una densidad menor cuando esta en estado solido( hielo), que cuando esta en estado liquido, por eso el hielo flota en el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido !!