PRINCIPALES CONTAMINANTES DEL AGUA: FÍSICOS, QUÍMICOS Y BIOLÓGICOS

♦ Contaminantes físicos. Algunos son sólidos y tienen un origen natural; pero muchos otros son sustancias sintéticas que entran al agua como resultado de las actividades humanas. Otros contaminantes físicos son las espumas de varias especies, los residuos oleaginosos y el calor (contaminación térmica). Todos ellos afectan el aspecto del agua y cuando se sedimentan en el lecho o flotan en la parte superior, interfieren con la vida animal.

♦ Contaminantes químicos. Son compuestos orgánicos e inorgánicos disueltos o dispersos que provienen de descargas domésticas, agrícolas e industriales. Entre estos contaminantes están las sales metálicas solubles como cloruros, sulfatos, nitratos, fosfatos y carbonatos. También los desechos de ácidos, bases y gases tóxicos disueltos, tales como dióxido de azufre, amoniaco, sulfuro de hidrógeno y cloro. Los ácidos pueden ser mortales para la vida acuática y originan la corrosión de metales y concreto. Su fuente inmediata la encontramos en los desechos de animales, procesamiento de alimentos y desechos de mataderos, compuestos químicos industriales y solventes, aceites, brea, tinturas y pesticidas.

♦ Contaminantes biológicos. Son las bacterias y virus, que provocan enfermedades, algas y otras plantas acuáticas. Ciertas bacterias inofensivas participan en la descomposición de compuestos orgánicos del agua. Las bacterias y los virus indeseables son los que producen enfermedades como la tifoidea, la disentería, la hepatitis y el cólera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!