TEORÍA SINTÉTICA

La teoría sintética o teoría moderna evolutiva, explica la evolución como un proceso con base en cambios genéticos poblacionales.

La evolución de una especie ocurre con el paso de mucho tiempo y numerosas generaciones, por lo que es la población y no el organismo individual lo que cambia lentamente. Por tanto, la unidad de estudio de la evolución no es el individuo, sino la población.

La genética de poblaciones estudia los cambios genéticos que ocurren en una población, todo en relación con el proceso evolutivo. En una población los individuos deben vivir en una proximidad física para que se puedan reproducir y realizar un intercambio de genes.

Al paso de muchas generaciones algunas características se heredan y otras no, lo cual origina nuevas especies, diferentes de las originales —proceso llamado especiación—. El aislamiento geográfico crea oportunidades para la especiación.

Se denomina fondo genético o reserva genética o poza génica al conjunto de genes de una población, es decir, la suma de genes de todos los individuos que la componen.

En esta reserva genética, existen muchos tipos de alelos para un gen y también se le puede llamar poza génica para un gen.

En una población, existe ciertas cantidades de individuos que tienen ciertos alelos, a esto se le llama frecuencia de alelos.

Por ejemplo, la poza génica para el gen que codifica el color del cabello en una población se puede distribuir en diferentes alelos. Una proporción para el alelo que da color de cabello negro, otra proporción que da el color de cabello café y así para los diferentes colores de cabello.

La evolución es este cambio en la frecuencia de alelos dentro de una población.

Cuando el conjunto de genes se comparte por medio de la reproducción sexual, ocurre la cruza entre organismos de una población con individuos de otra población, a este proceso se le llama flujo genético.

Hasta ahora se ha mencionado que la esencia de la evolución es el cambio, por lo que las variaciones heredables son importantes, éstas se originan por dos mecanismos, mutación y recombinación genética.

Así, desde el punto de vista de la teoría sintética, la evolución por selección natural significa que las poblaciones en las que se presenta variabilidad (mutaciones-recombinaciones), manifestada como la aparición de nuevas características, tienen mayor probabilidad de supervivencia y contribuyen en mayor proporción al fondo genético de la siguiente generación.

error: Contenido Protegido !!